Valter Lavítola sermonea al fiscal del proceso Finmeccanica

Lindsay Lohan est√° cumpliendo sus horas de trabajo comunitario
05/15/2015
Partidos de ida en la semifinal Arranca la batalla por el pase a la final de la LPF
05/15/2015

 Valter Lavítola. Foto por: Archivo

El cara a cara, a baja voz, tuvo lugar a pocos metros del p√ļblico, con dos agentes de la Polic√≠a Penitenciaria a diestro y siniestro, ante el abogado Gennaro Fredella, que asisti√≥ con rostro estupefacto a la pl√°tica del reo.

El magistrado, que demostr√≥ una paciencia inmensa, le interrumpi√≥ hasta cinco veces con las expresiones ‚Äúperdone, usted‚Ķ‚ÄĚ, ‚Äúdisculpe, pero‚Ķ‚ÄĚ, ‚Äúyo ya le he escuchado‚Ķ‚ÄĚ, ‚Äúsu propuesta es‚Ķ‚ÄĚ, seg√ļn pudieron escuchar algunos presentes, entre los que se encontraban la esposa del acusado, Estella, o el ex director comercial de Finmeccanica, Paolo Pozzessere, presunto c√≥mplice en la coima de $25 millones que la empresa italiana ten√≠a previsto pagar a la sociedad instrumental paname√Īa Agafia.

Al final, Lavítola pidió autorización para hablar con su esposa y el magistrado le concedió un minuto de tiempo antes de que los agentes de la Policía Penitenciaria lo condujeran al vehículo que lo devolvió a la prisión de Nápoles a media tarde.

La Prensa consultó al fiscal Ielo el motivo y contenido del alegato de Lavítola, pero el magistrado respondió de forma escueta que era materia reservada de la que no podía hablar. Sin embargo, una fuente judicial indicó a este periódico que el singular incidente podría estar relacionado con discrepancias sobre las pruebas de la investigación o sobre un posible patteggiamento o acuerdo con la Fiscalía por el cual los acusados admiten una pena de prisión sin un reconocimiento formal del delito.

En la pr√≥xima audiencia, prevista para el 11 de junio, declarar√° el testigo Fabio Sansivieri, el excolaborador de Lav√≠tola y buen conocedor de sus actividades il√≠citas. Tambi√©n est√° previsto el interrogatorio a los acusados, seg√ļn confirm√≥ la presidenta del Colegio de Jueces.

EL NUDO JUDICIAL DE LA CORRUPCI√ďN INTERNACIONAL

La fiscal√≠a dispone de documentaci√≥n judicial suficiente para probar que por la venta de los helic√≥pteros, los radares y el sistema de cartograf√≠a digital, Finmeccanica ten√≠a previsto el pago de una coima de $25 millones a Agafia de Panam√°, cuya presidenta era Karen de Gracia, expareja¬†de Lav√≠tola, este √ļltimo representante con retribuci√≥n mensual de la empresa italiana.

Por su parte, Lav√≠tola ha alegado en sus declaraciones que la cuenta bancaria de Agafia que √©l abri√≥ en Bulgaria y en la que supuestamente deb√≠a depositarse la coima, respond√≠a √ļnicamente a cuestiones de ahorro fiscal, argumento poco convincente puesto que no ten√≠a ning√ļn cargo oficial en la sociedad paname√Īa.

Por √ļltimo, Finmeccanica pretende erigirse v√≠ctima de un contubernio de Lav√≠tola y defiende que evit√≥ la corrupci√≥n internacional al no abonar la coima a Agafia. Pero no desvela por qu√© no la pag√≥, si sospech√≥ que el socio oculto pod√≠a ser el expresidente Martinelli -como argumenta la fiscal√≠a- ni d√≥nde est√°n depositados los $25 millones que, a fin de cuentas, termin√≥ pagando la Rep√ļblica de Panam√°. Para el coloso de la industria militar italiana, no importa c√≥mo sino demostrar que no hubo corruptos ni corruptores. Ni coima de $25 millones.

Comments are closed.