Terminator regresa con 30 a√Īos m√°s pero el mismo esp√≠ritu

Juan Gabriel y Alejandro Sanz: los m√°s vendidos de este 2015
07/09/2015
DIFERENDO TERRITORIAL Maduro asegura que su hom√≥logo guyan√©s Granger lidera campa√Īa contra Venezuela
07/09/2015

 

Hace m√°s de 30 a√Īos, concretamente en 1984, la pel√≠cula ¬ęTerminator¬Ľ llegaba a las pantallas con una historia de m√°quinas contra humanos. Arnold Schwarzenegger interpreta ahora por cuarta vez al mismo ¬ęcyborg¬Ľ en la quinta pel√≠cula de una saga que ha ganado en efectos especiales pero que ha evolucionado poco.
publicidad

El quinto Terminator, que llega ma√Īana a los cines de medio mundo, es una actualizaci√≥n de la idea que surgi√≥ de un sue√Īo de James Cameron, el creador y primer director de esta saga, que comienza con el viaje desde el futuro al pasado de un ¬ęcyborg¬Ľ que pretende matar a una mujer y as√≠ cambiar el curso de los acontecimientos.

Eso que contaba Cameron y que asombr√≥ a los espectadores en 1984 es m√°s o menos lo mismo que narra ¬ęTerminator Genisys¬Ľ, una historia con la que Schwarzenegger intenta regresar al Olimpo de las estrellas de Hollywood del que sali√≥ cuando decidi√≥ meterse en pol√≠tica.

Y lo hace nada menos que con 67 a√Īos en un papel de acci√≥n, que son los que han marcado su carrera, pero que no parecen los m√°s adecuados a su edad.

Sin embargo, en la pel√≠cula el actor demuestra que ha trabajado duro para ponerse en forma y, ayudado por un gui√≥n que bromea continuamente con su edad, es capaz de dar vida con energ√≠a a un ¬ęcyborg¬Ľ que se enfrenta con enemigos mucho m√°s j√≥venes y evolucionados.

En la pel√≠cula el T-800 que es Terminator tiene que luchar contra versiones m√°s modernas de s√≠ mismo, con alg√ļn que otro T-1000 hecho de metal l√≠quido y en apariencia invencible y hasta con un humano pasado por las √ļltimas tecnolog√≠as para ser convertido en una m√°quina de matar.

Muchos m√°s efectos y algunas escenas espectaculares -como la desintegraci√≥n por part√≠culas de alguno de los ¬ęcyborg¬Ľ- para contar una historia que en esencia sigue siendo la misma.

El realizador Alan Taylor, conocido por ¬ęThor: The Dark World¬Ľ, fue el elegido para dirigir esta nueva historia, que en su juego con los viajes a trav√©s del tiempo cambia bastantes detalles de las dos primeras entregas, aunque no lo esencial.

Junto a Terminator sigue estando Sarah Connor, esta vez con la cara de Emilia Clarke, la Khaleesi de ¬ęGame of Thrones¬Ľ, que hereda el papel de Linda Hamilton; Kyle Reese, interpretado por Jai Courtney (¬ęDivergent¬Ľ ) y, sobre todo, John Connor, con Jason Clarke (¬ęZero Dark Thirty¬Ľ o ¬ęDawn of the Planet of the Apes¬Ľ).

Un John Connor ya adulto se convierte en una de las principales novedades de una pel√≠cula que busca recuperar el br√≠o en taquilla para una saga cuya √ļltima entrega, ¬ęTerminator salvation¬Ľ, no tuvo la repercusi√≥n esperada pese a contar con Christian Bale y Sam Worthington.

Pero faltaba el verdadero Terminator, que no quiso participar en aquel proyecto.

¬ęCuando era gobernador no ten√≠a tiempo para pensar en algo as√≠. Un trabajo como ese es abrumador. Es que ni me importaba, sent√≠a que ya me ofrecer√≠an pel√≠culas y las valorar√≠a seg√ļn fueran viniendo¬Ľ, explic√≥ Schwarzenegger en una reciente entrevista con Efe.

El resultado de aquella cuarta entrega no le gusto y aunque, una vez abandonada la política, estaba dispuesto a regresar a Terminator, le costó aceptar el guión.

A Schwarzenegger le preocupaba que la nueva película no fuera fiel a su personaje original y realizó algunas aportaciones a la historia, principalmente en las escenas de acción.

¬ęCuando hay un tiroteo, un humano que est√° dentro de un coche tratar√≠a de romper la ventana para disparar. Terminator arrancar√≠a el techo, los guionistas a veces no entienden eso. Lo mismo pasa con las peleas. Si el cuerpo de Terminator choca contra un veh√≠culo lo parte en dos, no se golpea y cae al suelo¬Ľ, explic√≥.

Y eso es lo se ve en la pel√≠cula, la acci√≥n y las peleas propias de Terminator, aderezada con unos toques de humor absurdo propiciados por un Schwarzenegger que no duda en reirse de s√≠ mismo a trav√©s de los problemas que la edad genera en el ¬ęcyborg¬Ľ.

¬ęSoy viejo, no obsoleto¬Ľ, repite una y otra vez un Terminator que trata de sonre√≠r y que hasta es capaz de mostrar atisbos de ternura, aunque eso s√≠, sin dejar de lanzar pu√Īetazos.

Comments are closed.