Los candidatos para dirigir a Panamá

Productores realizan ‘centavotón’ para pagar multa de ganadero
12/20/2018
China dice que detención de canadiense es por un empleo ilegal
12/20/2018

La carrera por nombrar al próximo técnico de la selección de fútbol de Panamá ya empezó.

Arrancaron 11 candidatos en la pista para tomar las riendas del onceno nacional en el camino al Mundial de Catar 2022.

Algunos ya quedaron fuera de competencia, mientras que otros empiezan a tomar fuerza.

Eduardo Lara, técnico colombiano, fue el primero de los candidatos entrevistados por la Comisión de Selecciones de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut).

Lara, una opción que también estuvo en carrera para el pasado proceso rumbo al Mundial de Rusia 2018, se reunió el pasado martes con los seis dirigentes que representan a la Fepafut.

Para hoy, la federación anunció entrevistas con otras dos opciones.

Una es Julio Dely Valdés, una carta con experiencia en las divisiones menores del Málaga de España y la selección de Panamá, y la otra es Carlos Restrepo, un colombiano con recorrido en las divisiones menores de la selección de Colombia, y también campeón a nivel de clubes en Costa Rica, Honduras y en el fútbol de su país.

Pedro Chaluja, presidente de la Fepafut, reveló ayer a La Prensa que estos nombres forman parte de una lista de 11 hojas de vida que ha recibido la federación.

Son cuatro colombianos, tres argentinos, dos panameños, un suizo y un costarricense.

De esa lista, varias opciones ya han sido descartadas.

Se espera que el próximo 1 de febrero arranque el proceso del nuevo entrenador.

¿Qué tipo de técnico se está buscando?

Se está buscando un técnico que conozca el área, que conozca la región, que conozca la idiosincrasia de nuestros jugadores y la realidad del fútbol panameño.

¿Cuántos candidatos tienen en este momento?

Nosotros recibimos 11 hojas de vida.

¿Sus nombres?

Julio Dely Valdés, Ronald González, Néstor Sensini, Gary Stempel, Américo Gallego, Carlos Restrepo, Eduardo Lara, José Cheché Hernández, Jorge Luis Pinto, Patricio Camps y Fabio Celestini.

¿No se tomó en cuenta al colombiano Luis Fernando Suárez?

Él declinó.

¿Cómo se analizan los perfiles de los candidatos?

El departamento de selecciones hizo una matriz con todos los puntos de los técnicos. Es una matriz que nos colaboraron desde Costa Rica y se usa para evaluar al técnico, desde su preparación, su experiencia como jugador, sus logros deportivos, su preparación académica, etc. Son una serie de condiciones que se tomaron en cuenta y se está invitando a ocho de esos candidatos para entrevistas y conversaciones.

¿El presupuesto sería?

No me gustaría decirlo. Pero por ejemplo, el profesor Américo Gallego nos dijo que tiene propuestas interesantes de los países del golfo pérsico y esos son países contra los cuales no podemos competir.

¿Estamos hablando de un contrato por seis meses hasta la Copa Oro o por cuatro años hasta el próximo Mundial?

Yo había propuesto la idea de los seis meses para poder tener una cláusula de salida, pero cuando estuvimos tanteando con los diferentes promotores, ellos nos dejaron claro que eso no lo iban a aceptar. Ellos quieren seguridad. El contrato es por cuatro años, pero con algunas cláusulas de medición que te permiten salir tanto para la federación como para el técnico.

¿Para cuándo tienen programadas las próximas entrevistas?

Quizás entre el 26 y 30 de diciembre se puedan hacer otras más. Y en la primera semana de enero se podrían hacer el resto.

¿Cuándo terminaría el proceso de selección?

La idea es tener a un entrenador definido para que pueda asistir al amistoso ante Estados Unidos en el mes de enero como observador. Y luego a partir del 1 de febrero arrancaría sus labores como técnico de Panamá.

Muchos apuntan a Julio Dely Valdés como el candidato favorito a ganar, ¿es así?

No hay ningún favorito por el momento. Hay muchas opiniones.

¿Qué nos puede adelantar de Carlos Restrepo?

Hemos recibido buenas referencias, nos han dicho que el profesor Restrepo maneja muy bien la parte personal, sicológica y emotiva del jugador.

¿Qué sensación le dejó la entrevista con Eduardo Lara?

Él vino muy bien preparado. Nos habló de todas las selecciones menores nuestras, las conoce, habló de jugadores puntualmente y posiciones.

Se escucharon muchas reacciones positivas a su visita.

Lara quedó segundo, por detrás de Hernán Bolillo Gómez en las pasadas votaciones. Por eso quise invitarlo para escucharlo. Y después de su experiencia en El Salvador, está mucho más claro de cuál es nuestro ambiente y eso me parece interesante.

¿Pareciera que existe una preferencia por el técnico colombiano?

Quizás. Yo, personalmente me inclino mucho por ellos. Los técnicos colombianos han sido importantes en el desarrollo del fútbol panameño y ellos conocen bien nuestro medio. Pero no tiene nada que ver la nacionalidad.

¿Cómo sería el tema con la Sub-23 y las demás categorías menores?

La Sub-23 la tendría que llevar el cuerpo mayor. En cuanto a la Sub-20 y Sub-17, se les está diciendo que deben ser supervisadas por el cuerpo técnico de la mayor.

¿Le molestó que algunos jugadores de la selección ventilaran públicamente su inclinación por Julio Dely?

No, para nada. No me molesta que ellos lo digan. Sea cual sea el técnico, ellos se adaptan y tratan de cumplir con sus funciones. Pero claro que van a tener su preferencia.

Se habla mucho del presupuesto para el próximo técnico y que no hay mucho, pero Panamá viene de recibir una cifra de $9.5 millones por clasificar al Mundial.

¿Hay dinero en la federación? Sí hay. Pero el hecho de que tengas en la cuenta 2 millones de dólares no significa que te lo puedes gastar contratando un técnico, eso no es así. Uno tiene que tener un presupuesto y usarlo en orden. El Mundial de Catar de 2022 no se va a pagar con la plata que sobró de Rusia. Eso se tiene que pagar con el flujo de caja de los ingresos que vas a crear de aquí al 2022. Son dos presupuestos diferentes.

¿El técnico que llega está obligado a llevar a Panamá al Mundial de Catar?

No, eso no es una condición que por el momento le estamos exigiendo al técnico. Pero sin duda es la aspiración de Panamá y el contrato va a ir amarrado de esos resultados. Nuestro presupuesto es bajo y se compensa con un buen premio, que es clasificando al Mundial.