La agenda está cerrada, pero puede haber sorpresas

Obama: Acuerdo nuclear con Irán es una oportunidad única
04/06/2015
La rebelión contra la belleza perfecta de Victoria’s Secret
04/07/2015

La agenda está cerrada, pero puede haber sorpresas

Aris Martínez | La Estrella de Panamá
Isabel Saint Malo es canciller y vicepresidenta, doble cargo que por primera vez ocupa una mujer en Panamá.

Todo parece ‘atado y bien atado’, como en los testamentos políticos, en los que se cuidan los más mínimos detalles, pero lo cierto es que, para ver si la VII Cumbre de las Américas, que se celebra esta semana en Panamá, cumple las expectativas, habrá que esperar hasta el final. Isabel Saint Malo, canciller y vicepresidenta, máxima responsable de la convocatoria política, pero también diplomática, sostiene en una entrevista con La Estrella de Panamá que, como país anfitrión, se ha hecho todo lo posible para que el encuentro sea un éxito, aunque reconoce que los jefes de Estado son soberanos y son ellos los que dictan la última palabra.

¿CÓMO CAMBIA ESTA CUMBRE EL PERFIL DIPLOMÁTICO DE PANAMÁ EN LA REGIÓN? ¿HAY UN ANTES Y UN DESPUÉS DE LA CITA DE ABRIL?

Yo creo que Panamá sigue la vocación histórica de un país que promueve el diálogo y la convergencia. Es un rol que el país ha ejercido anteriormente en política exterior. Ha habido distintos momentos en la historia del país en los que Panamá ha jugado ese papel y este gobierno lo retoma con fuerza, de la mano de la política del presidente Varela, también hacia Panamá. Somos un Gobierno que procura darle espacio a la consulta, a la participación ciudadana, a la democracia actualizada y moderna que implica mecanismos de consulta.

¿CÓMO SE LOCALIZA PANAMÁ EN EL PANORAMA GEOPOLÍTICO ACTUAL? ¿SIGUE EN EL CENTRO GEOGRÁFICO E IDEOLÓGICO?

Panamá sigue estando en el medio y para eso es importante poder entenderse con distintas corrientes. Si nosotros miramos la región y tomamos en cuenta que esta es la séptima Cumbre de las Américas en 20 años, definitivamente no hay duda de que podemos hablar de una región un poco mas polarizada, pero también podemos argumentar que esa situación es parte de la democracia y que las diferencias son legítimas y no tienen por qué impedir la posibilidad de encontrar coincidencias, porque, así como hay diferencias, también hay coincidencias, sobre todo cuando nos abocamos a los temas centrales de esta VII Cumbre de las Américas, en torno al lema del encuentro, “Prosperidad con equidad”, con ocho subtemas que tienen que ver con el bienestar de los ciudadanos y con el diario vivir de los ciudadanos: salud, educación, seguridad, migración, energía… Al final, los ciudadanos de todos los países de América, indistintamente de la posición política de sus gobernantes, tienen las mismas preocupaciones, tienes las mismas aspiraciones, tienen los mismos deseos, que son mejores días para sus fa milias, mejores días para sus hijos y nietos… ¿Por qué no podemos encontrar coincidencias en esos aspectos de desarrollo, que -al final- son la responsabilidad de los gobernantes. Todos los gobernantes tenemos la obligación de procurar siempre mayor bienestar para nuestras poblaciones y allí es donde América Latina tiene mucho camino por andar, porque es un continente aún desigual, donde hay crecimiento, donde hay prosperidad, pero hace falta mucha más equidad.

¿FUE DIFÍCIL CONSEGUIR LA PRESENCIA DE CUBA EN LA CUMBRE?

El presidente Varela, y Panamá como país anfitrión, tomó la decisión de invitar a Cuba, un tema que quedó ya en la mesa en las última Cumbre de Cartagena. Hubo países, incluso, que no fueron a Cartagena porque Cuba no estaba invitada y que dijeron que no irían a la próxima si la situación se mantenía. El presidente Varela tomó la decisión de decir ‘es hora de que Cuba sea parte de la Cumbre de las Américas’ y lo declaró públicamente. Yo creo que su decisión ha tenido un respaldo masivo. Algunos países reaccionaron con mucha alegría, quizás otros, con más prudencia, pero, al final, en términos generales, la decisión de Panamá tuvo una buena acogida. No ha habido un solo país que haya dicho que no va a estar presente.

¿TUVO PANAMÁ QUE CEDER A CONDICIONES PARA QUE ESTE ENCUENTRO FUERA POSIBLE?

No ha habido ningún condicionante para la asistencia a nuestra convocatoria, ni temas vetados. Nosotros hemos puesto la agenda y su discusión se ha promovido en el seno de la OEA; por parte de Panamá, la ha llevado el viceministro (José Miguel) Hincapié. Es una discusión que ha tomado los últimos meses, en la sede de la organización, en Washington, sobre un marco de documento que los países miembros tienen la potestad legítima de emitir opinión y emitir juicio y estar de acuerdo o no con una posición en concreto, lo cual es distinto a cualquier condicionamiento. De Panamá saldrá un ‘Mandato para la acción’, queremos que sea vinculante. En algunas cumbres ha habido declaración y en otras no ha habido nada. No ha habido ningún pacto (“de esto no vamos a hablar”), lo que ha habido es un esfuerzo de poner temas en la mesa que interesen a todos, pero, como buen anfitrión, (respetamos) que los jefes de Estado son soberanos y si hay un jefe de Estado que quiera traer un tema, no es el país anfitrión el que le va a decir que no… Lo que hemos hecho es procurar definir la agenda, pero los jefes de Estado son soberanos y libres de modificarla. ‘Muchos países estamos trabajando para que se mantenga el clima de concordia que necesita la Cumbre… hemos hecho el esfuerzo de poner en la mesa los temas que nos interesan a todos’.

¿CÓMO INCIDE LA GEOPOLÍTICA ACTUAL DEL CONTINENTE EN LA AGENDA DE LA REUNIÓN?

Vienen todos los países y sabemos los bloques que juegan en América Latina, por lo que estarán todos presentes. Eso no significa que incidan directamente en los temas de la Cumbre. Son esfuerzos paralelos que inciden definitivamente, pero no tocan los temas centrales de la Cumbre. El tema de Venezuela se ha discutido en la OEA y se reconoce como un tema que esta en el medio de la región en este momento, pero no es el tema de la Cumbre.

¿ENRARECE LA NUEVA DISPUTA ENTRE ESTADOS UNIDOS Y VENEZUELA EL CLIMA CONCILIADOR DE LA CUMBRE?

Es evidente y lógico que cuando surgen este tipo de tensiones el clima de concordia que se prevé en la cumbre tenga un impacto en la región y muchos países estamos trabajando para bajar esa tensión, que no nos hace bien a ninguno.

¿CUÁL HA SIDO EL RESPALDO RECIBIDO POR PANAMÁ EN LA ORGANIZACIÓN DE ESTA REUNIÓN DE PRESIDENTES?

Hemos contado con la colaboración de todos los países. Desde el primer momento, la convocatoria de la cumbre fue bien acogida. Colombia, como país anfitrión de la cumbre anterior; México, con un llamado firme para que la Cumbre se mantenga en el marco que habíamos pactado; los países de integración centroamericana han estado colaborando en el marco regional… Todos han estado muy presentes.

Y PANAMÁ, ¿QUÉ ESPERA DE SU ‘MOMENTO CUMBRE’?

A Panamá le toca en la reunión ser facilitador y procurar un diálogo de altura, de respeto, donde sea efectiva la participación de todos. Ese es el rol que nos toca.

LA ADHESIÓN AL GRUPO DE PAÍSES QUE RESPALDA LA LUCHA CONTRA EL ESTADO ISLÁMICO, EL PRIMERO DE LA REGIÓN, Y EN LA ANTESALA DE LA CUMBRE AMERICANA ¿PUEDE CONSIDERARSE UN MENSAJE O UN EJEMPLO?

No tomamos la decisión porque esperamos nada de otros países, tomamos la decisión porque hicimos un análisis y evaluamos lo que pensamos que era correcto. Panamá no es neutral al terrorismo, aunque no es un tema que está en la agenda y cada país es soberano. Además, nosotros estamos participando exclusivamente en las estrategias que competen a los temas financieros (de lucha contra el terrorismo) y hay que recordar que Panamá tiene un centro financiero. Se analizó y podemos colaborar en los temas (contra) el financiamiento (del terrorismo) y es un paso que el país consideró oportuno dar.

Y, ANTE LAS RECOMENDACIONES DEL GRUPO DE ACCIÓN FINANCIERA INTERNACIONAL (GAFI) EN PARECIDA DIRECCIÓN, ¿CUÁL ES LA ESTRATEGIA?

Panamá ha estado haciendo ingentes esfuerzos por cumplir con la normativa del GAFI. Por dar los pasos necesarios que el entorno internacional ha venido impulsando. No es un tema solo de Panamá, para evitar el blanqueo de capitales. En esa dirección, se acaba de presentar una reforma, un anteproyecto de ley (contra el lavado de dinero) que es parte de los esfuerzos que Panamá hace por cumplir las normativas del GAFI y hay una hoja de ruta que establece parámetros y un esfuerzo liderado por el Ministerio de Economía y Finanzas en esa dirección… Es un tema ciertamente vinculado con el intercambio de información, pero son temas separados (de la lucha contra el terrorismo).

 

Muchos países estamos trabajando para que se mantenga el clima de concordia que necesita la Cumbre… hemos hecho el esfuerzo de poner en la mesa los temas que nos interesan a todos

 

LO MÁS DESTACADO DE LA CUMBRE

La VII Cumbre de las Américas se celebra en Panamá los días 10 y 11 de abril

Es la primera reunión presidencial que cuenta con la participación de Cuba, sancionada en 1962 por el organismo regional que las convoca, la OEA, tras el triunfo revolucionario del régimen castrista.

Todos los jefes de Estado del continente (35) han confirmado su participación.

Panamá será el primer lugar en el que coincidan los máximos representantes de Cuba y EEUU tras el anuncio del acuerdo para restablecer relaciones diplomáticas tras más de 50 años de ‘guerra fría’.

La Cancillería panameña ha acreditado a cerca de 2,000 periodistas internacionales.

Se espera a más de 10,000 personas.

rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide