Filipinas baja la tensión tras insulto de Duterte a Obama

Depuración, la alternativa ante penetración del narcotráfico
09/06/2016
He pensado en suicidarme: Andrés García
09/13/2016

Filipinas baja la tensión tras insulto de Duterte a Obama

El mandatario tagalo llamó “hijo de puta” al presidente estadounidense, tras conocer que no visitaría el país por un conflicto sobre drogas

Combo de fotografías que muestran al presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), durante la reunión de líderes del G20 en Hangzhou (China) ayer, 5 de septiembre, y al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (d), en la cumbre la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Vientián (Laos) hoy, 6 de septiembre / EFE

EFE

Combo de fotografías que muestran al presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), durante la reunión de líderes del G20 en Hangzhou (China) ayer, 5 de septiembre, y al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte (d), en la cumbre la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Vientián (Laos) hoy, 6 de septiembre

El Gobierno de Filipinas trata hoy de bajar un poco la tensión producida con los Estados Unidos, luego que el mandatario Rodrigo Duterte hiriera en su amor materno al presidente Barack Obama.

El insulto se produjo luego que Obama cancelara una visita programada a Manila, capital filipina, tras criticar duramente la política antidrogas en el país asiático.

Luego del exabrupto del presidente filipino, Obama canceló una reunión bilateral que ambos tenían prevista, a lo que Duterte respondió tildando de “hijo de puta” al mandatario estadounidense.

Tratando de bajar la intensidad producida por la situación, el secretario ejecutivo de la presidencia filipina, Salvador Medialdea, aseguró que lo que quiso decir Duterte es que su país “tiene un territorio propio”, de forma que puede “lidiar con esos problemas a nuestra manera”.

Medialdea reiteró que “no existe problema alguno” entre Filipinas y Estados Unidos; pero dejó claro que el gobierno de Duterte “rechaza cualquier intromisión de otros países en su campaña antidrogas”, considerando que se trata “de un asunto interno”.

rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide