Federico ‘Pepe’ Su√°rez, el exministro de los rascacielos

Delito de falsificación Audiencia a Felipe Pipo Virzi será el próximo 28 de enero
01/20/2016
Peleas en 2016 El Nica y Corrales est√°n a la espera
01/20/2016

El cuestionado exministro de Obras P√ļblicas Federico Su√°rez calific√≥ de ‚Äėcharlatanes‚Äô a los que critican el alto costo de sus proyectos.

En la foto se aprecia al exministro de Obras P√ļblicas (Izq.) junto a uno de sus hijos, le siguen: Andr√© Rabello, Jos√© Luis ‚ÄėPopi‚Äô Varela, Adolfo ‚ÄėChichi‚Äô De Obarrio y Luis Enrique ‚ÄėQuique‚Äô Martinelli, hijo del expresidente Ricardo Martinelli. Del lado derecho, Rogelio Oru√Īa. La foto fue tomada durante un viaje a Sud√°frica para ver la final del Mundial de F√ļtbol, en 2010. Foto por: CORTES√ćA

Las cr√≠ticas a los millonarios contratos marcaron su salida del Ministerio de Obras P√ļblicas (MOP), dos a√Īos antes de que terminara la presidencia de Martinelli.

Por sus manos pasaron alrededor de mil 300 millones de d√≥lares en proyectos ‚Äďcifra que evit√≥ confirmar‚Äď para rehabilitar y ensanchar calles, as√≠ como para construir el m√°s cuestionado de sus proyectos: la cinta costera (fases 2 y 3), a cargo de la brasile√Īa Odebrecht, cuyo presidente est√° detenido y acusado de corrupci√≥n en Brasil.

Su√°rez, junto con Demetrio Jimmy Papadimitriu, fue uno de los ministros m√°s cercanos a Martinelli, quien tambi√©n era su socio. Al menos desde 2006, Su√°rez form√≥ parte de sociedades an√≥nimas junto con el exmandatario, y en 2009 pas√≥ a ocupar el cargo de ministro de Obras P√ļblicas.

SOCIOS Y ¬ŅAMIGOS?

A su paso por el MOP, Su√°rez utiliz√≥ el asfalto m√°s que nadie. A tal punto lleg√≥ que v√≠as y puentes construidos con hormig√≥n eran revestidos con asfalto, sin necesidad de ello. El programa ‚ÄúAsfaltando tu ciudad‚ÄĚ cont√≥ con m√°s de $250 millones, fondos que se usaron para hacer en muchos casos contratos de forma directa, es decir, sin licitaci√≥n.

Una de las empresas favorecidas, con $11.3 millones, fue Almacenadora Nacional, propiedad de Ricardo Su√°rez, t√≠o del funcionario. Solo un mes despu√©s de haber asumido el cargo, Su√°rez contrat√≥ directamente a esta compa√Ī√≠a por $238 mil.

El programa siguió durante toda su gestión, pese a que había dado en concesión cuatro asfalteras estatales a un consorcio de no muy buena recordación: IBT y Constructor Consulting and Engineering Panamá, S.A.

Hoy en día, este consorcio demandó al Estado por $50 millones, aduciendo supuesta falta de cumplimiento del contrato. Curiosamente, en el contrato se garantizaba la compra del 80% de la producción a la empresa, de lo contrario sería indemnizada.

Los rumores de que Suárez estaba detrás del negocio del asfalto trataron de ser disipados por el propio Martinelli, quien salió en su defensa, anunciando, de paso, su salida del ministerio.

‚ÄúYo soy socio de Pepe Su√°rez, tenemos una compa√Ī√≠a de cemento, producimos cemento, pero aqu√≠ a Pepe lo acusan de que est√° metido en el asfalto…‚ÄĚ, expres√≥ airado el hoy exmandatario.

Pero el entonces funcionario no se ir√≠a muy lejos. Martinelli lo nombr√≥ su ‚Äúministro consejero‚ÄĚ en temas de obras p√ļblicas. ¬ŅQu√© le habr√° aconsejado a Martinelli? Eso es un misterio, Su√°rez prefiere guardar silencio sobre su pedregoso paso por el Gobierno.

Aunque Martinelli limitó sus relaciones comerciales con Suárez a una cementera, una investigación de este medio identificó otros vínculos mercantiles entre ambos. Por ejemplo, el Centro Comercial Los Andes, en San Miguelito, donde terminaba inicialmente la línea 1 del Metro. Este centro es manejado por Promotora y Desarrollo Los Andes. El 1 de junio de 2009, un mes antes de asumir el cargo de ministro, Suárez renunció a esta sociedad, pero en su lugar quedó su hermana Ana Isabel Suárez.

Su√°rez no solo mantiene sociedades en com√ļn con Martinelli, sino tambi√©n con uno de sus hijos: Luis Enrique Martinelli. Ambos suscribieron la sociedad Desarrollo El Tecal, S.A., el 16 de febrero de 2009. En esa misma sociedad aparecen otros socios: Riccardo Francolini, Mario Martinelli y Ana Isabel Su√°rez. Riccardo Francolini fue gerente general de Grupo Su√°rez.

Altos del Tecal es, además, una de las ofertas inmobiliarias de Grupo Suárez. Si Martinelli es socio o no de estas empresas, es imposible saberlo, ya que el exministro se negó a responder un cuestionario que este diario le envió a su correo electrónico (ver facsímil). Suárez, tras leerlo, indicó que no lo respondería.

Lo que no est√° claro es la relaci√≥n de ‚Äúamistad‚ÄĚ que pueda tener Martinelli con su exministro. De tenerla, esta fue estremecida en marzo pasado a causa de los esc√°ndalos del otrora Programa de Ayuda Nacional (PAN).

Suárez, a su salida de la Fiscalía Segunda Anticorrupción, donde cumplía una diligencia judicial sobre uno de estos escándalos del PAN y tras haberse decretado su impedimento de abandonar el país, y de notificarse los días 15 y 30 de cada mes, le envió un mensaje claro a su exjefe.

‚ÄúEs importante dar la cara, sea quien sea, y dar las explicaciones que se tengan que dar. El que cometi√≥ alg√ļn error, tendr√° que pagar por ello‚Ķ No tengo que salir del pa√≠s ni tengo que salir huyendo; aqu√≠ estoy‚ÄĚ, dijo.

DANZA DE MILLONES

Los ensanches de carreteras y las cintas costeras son obras que, a la postre, no han dejado de ser criticadas por su alto costo.

Por ejemplo, la autopista Arraij√°n‚ÄďLa Chorrera. La obra, adjudicada a la constructora Transcaribe Trading (TCT), tuvo un costo inicial de $149.9 millones, pero termin√≥ costando $161.8 millones por una adenda aprobada en 2013 por el entonces ministro Jaime Ford, quien sucedi√≥ a Su√°rez en el cargo.

Un informe preparado por la comisi√≥n de Infraestructura P√ļblica y Asuntos del Canal de la Asamblea Nacional estim√≥ en 2014 que el costo real de los trabajos ser√≠a de $98.8 millones. Es decir, el sobrecosto ser√≠a de unos $63 millones.

En agosto pasado, se present√≥ una denuncia para que se investigara este presunto sobrecosto ante el Ministerio P√ļblico.

TCT ya era conocida por Su√°rez. Poco antes de asumir el cargo de ministro, le traspas√≥ un contrato que ten√≠a con el Estado por $5.9 millones para rehabilitar, justamente, la misma autopista Arraij√°n‚ÄďLa Chorrera.

Y este no ser√≠a el √ļnico contrato al que le llover√≠an cr√≠ticas. La ampliaci√≥n a seis carriles de la v√≠a Domingo D√≠az sigue siendo cuestionada. Sus 12 kil√≥metros fueron estimados en nada menos que $237 millones.

Ante los cuestionamientos, Su√°rez calific√≥ de ‚Äúcharlatanes‚ÄĚ a los pol√≠ticos que lo criticaban. ‚ÄúNo acepto que ninguno de esos charlatanes me venga a criticar, porque ellos no tienen la capacidad de definir costos y dimensiones de obras‚ÄĚ, afirm√≥ en su momento Su√°rez, justo cuando se encontraba en uno de sus numerosos viajes por Espa√Īa, pa√≠s del que es originaria su familia.

Otras obras levantar√≠an m√°s sospechas. Una de ellas, la cinta costera, que antes de asumir la Presidencia, Martinelli la llamaba la ‚Äúcinta coimera‚ÄĚ.

La mofa, repentinamente, cambio a elogios, tras sentarse en la silla presidencial. Martinelli no solo terminó la segunda parte, sino que incluyó una tercera fase que comenzó costando $776.9 millones establecidos en el contrato, pero pasó a $782.1 millones.

Una supuesta modificación del calendario de pagos a la empresa Norberto Odebrecht generó sobrecostos a su favor por $5.2 millones.

Hoy, ejecutivos de esta empresa enfrentan cargos en Brasil por el pago de coimas a funcionarios del Gobierno brasile√Īo.

LAS ANDANZAS DE SU√ĀREZ

En julio de 2010, Su√°rez fue uno de los que no quiso perderse la final del Mundial de F√ļtbol en Sud√°frica. All√° lleg√≥ con Rogelio Oru√Īa, representante en ese momento de IBT, Andr√© Rabello, gerente de Odebrecht en Panam√°, y Jos√© Luis Varela, hermano del entonces vicepresidente de la Rep√ļblica y en ese momento diputado de la Asamblea. Este viaje se realizar√≠a previamente a la ruptura de la alianza de gobierno entre Cambio Democr√°tico y el partido Paname√Īista.

Tras evasivas, en una escueta nota, el MOP inform√≥ entonces que ‚ÄúSu√°rez tuvo la oportunidad de asistir en un viaje particular a la final del Mundial de F√ļtbol… donde asistieron aficionados al f√ļtbol, tanto empresarios como miembros del Gobierno, que adem√°s tuvieron la oportunidad de comer juntos‚ÄĚ. Pero nadie contest√≥ la pregunta clave: ¬Ņqui√©n pag√≥ ese viaje?

‚ÄúDU√ČLALE A QUIEN LE DUELA‚ÄĚ

A m√°s de un a√Īo de finalizado el gobierno de Martinelli, Su√°rez es uno de los ministros a quien la prosperidad le sonr√≠e ampliamente. Su empresa familiar Grupo Su√°rez construye el lujoso edificio Windrose, en el sector de Coco del Mar.

Ser√° un edificio de apartamentos de lujo para ‚Äúsatisfacer el m√°s exigente de los mercados‚ÄĚ, ya que posee ‚Äúmajestuosas vistas hacia todos los puntos cardinales‚ÄĚ. Y de esto dieron fe el exministro Su√°rez y su hermano, que hace uno d√≠as alardeaban del ‚Äúmejor proyecto de Panam√°‚ÄĚ… ‚Äúduelale [sic] a quien le duela…‚ÄĚ

¬ŅC√≥mo obtuvo el financiamiento para construir este edificio en Coco del Mar? ¬ŅEn cu√°nto est√° valorado el proyecto? Fueron parte de las interrogantes que Su√°rez se rehus√≥ a responder a La Prensa.

Comments are closed.