La queja predominante al hablar de los nuevos televisores Ultra HD, denominados comúnmente 4K, era la flagrante falta de contenidos a disposición del espectador. Demos y una serie televisiva de Netflix no justificaban la compra de un panel de tal resolución, pero esto acaba de cambiar con la publicación de la especificación Ultra HD Blu-ray.

Lleva meses siendo desarrollada, y tras la espera ha sido publicada con el soporte a todo lo esperado: mayor resolución, mayor espacio de color y mayor capacidad en los discos Blu-ray para almacenar ese extra de información necesario.

Por supuesto, el mayor avance es el soporte de resoluciones Ultra HD (3840×2160). Pero no queda ahí y el nuevo Ultra HD Blu-ray promete más pixeles, y mejores gracias al soporte BT.2020 que especifica varios estándares a conseguir en el contenido multimedia:

 Se empleará un espacio de color Rec.2020. El que se usaba de forma más extendida es el espacio sRGB, también conocido como Rec. 709. Un espacio de color bastante limitado, pero el Blu-ray Ultra HD empleará un espacio de color muchísimo más grande con el Rec. 2020, permitiendo que colores más saturados puedan reproducirse.