CARRERA POR LA PRESIDENCIA DE LA ASAMBLEA NACIONAL Legislativo, en el ojo de expresidentes

COPA AMÉRICA CENTENARIO Messi: queremos ganar la Copa de una vez
06/11/2016
 APARECIÓ ‘FELIZ Y CONTENTO’ EN UN PARTIDO DE LA COPA AMÉRICA. Ricardo Martinelli sobre su posible extradición: ‘Eso es puro bullshit’
06/11/2016

CARRERA POR LA PRESIDENCIA DE LA ASAMBLEA NACIONAL Legislativo, en el ojo de expresidentes

Ernesto Pérez Balladares (Izq.) y Ricardo Martinelli LA PRENSA/Archivo

En una carta que colgó en su Facebook, Pérez Balladares respondió que no había tal negociación, pero más tarde en las redes sociales se escribieron los siguientes mensajes.

“Hay q hablar hasta el fin del mundo para resolver los problemas. Ahora no tenemos justicia y debido proceso”, tuiteó Ricardo Martinelli. A lo que Pérez Balladares respondió: “Por más diferencias que haya, si se pierde la capacidad de diálogo, hablarán las balas”.

CONVERSACIÓN

El expresidente de la República Ernesto Pérez Balladares circuló ayer una carta en respuesta a señalamientos que hizo el diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD) Elías Castillo, quien, en declaraciones a La Estrella de Panamá, dijo que el exgobernante perredista había sostenido conversaciones telefónicas con el expresidente Ricardo Martinelli, con miras al control político de la Asamblea Nacional a partir del próximo 1 de julio, cuando se renueva la directiva del Legislativo.

Martinelli es el presidente actual del partido Cambio Democrático, que tiene 25 diputados en la Asamblea Nacional, y el PRD cuenta con 26 curules. El Legislativo lo componen un total de 71 diputados.

“Siendo Ricardo Martinelli presidente de la República coincidimos en una ocasión en el restaurante Casa del Marisco. Yo estaba almorzando con algunos amigos, él entró con un grupo de personas que incluía cámaras y periodistas. Luego de un momento, él decidió acercarse a mi mesa a saludar y las cámaras de TV grabaron el momento, quizás con la expectativa de un intercambio desagradable por la persecución que en ese momento desarrollaba su gobierno en mi contra. No hubo más que un estrechón de manos y el protocolar hola, cómo estás, cómo te va?

“Los periodistas me entrevistaron a renglón seguido y a sus preguntas yo respondí: un estrechón de manos y un cigarrillo no se le niega a nadie.

“Recientemente, almorzaba en el mismo restaurante con Juan Carlos Navarro. Acabado el almuerzo nos acercamos a saludar a un grupo de tres amigos que estaban almorzando en otra mesa: Juan Carlos Tapia, Sidney Sittón y Rafael Bárcenas. Como es de suponer, la breve conversación derivó a los temas políticos y en algún momento, sin mediar solicitud, Sidney se me acercó y me dijo: ‘Presidente, el presidente Martinelli desea saludarlo’. Yo tomé la llamada y el intercambio sería de 30 segundos: ‘hola, qué tal. Oye Toro, yo no tuve nada que ver con lo que te hicieron. Mira Ricardo, yo sé quién lo hizo y por qué. Deberíamos vernos personalmente. Está duro, porque tú no vienes a Panamá y yo no voy a USA. Risas. Ojalá se pudiera lograr un acuerdo de oposición en la Asamblea. Sí, ojalá’.

“Esa fue la conversación y están de testigos las cuatro personas mencionadas antes.

“¿Eso es una negociación? ¿Eso es un acuerdo para algo? Evidentemente, no. Negociación es lo que hacen en la Asamblea algunos diputados que a cambio de nombramientos (como en juntas directivas, por ejemplo), comprometen sus votos futuros a favor del gobierno de turno, habiendo sido elegidos por un partido que resultó perdidoso y que, en consecuencia, está en oposición. Negociación es lo que hacen algunos diputados que a cambio de que se les permita el uso (mal uso, diría mejor) de los dineros de los panameños para hacer ‘contratos’ a personas de su estructura política para ‘trabajo comunitario’ (¿ahora nos dicen que van a construir puentes, veredas o aulas escolares? Esto todo, le toca a los Representantes de Corregimiento), comprometen su actuación y su voto a favor de lo que sea que les pida sus ‘manejadores’, o sea, los representantes del Ejecutivo en la Asamblea.

“No hay justificación alguna para que usando fondos del pueblo panameño, con la anuencia del Ministerio de Economía y el visto bueno de la Contraloría General de la República, se haga proselitismo clientelista.

“Esta situación lamentable e inaceptable comportamiento de algunos diputados es lo que produce el rechazo de la ciudadanía a una institución que debería ser el balance de las acciones del Órgano Ejecutivo. Con ese comportamiento de esos ‘personajes’ se está minando cada día más la institucionalidad de la República y destruyendo los cimientos de nuestra democracia.

Ernesto Pérez Balladares”.

Esta carta fue publicada ayer por el expresidente en su cuenta de Facebook.

Más tarde, Martinelli posteó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “Hay q hablar hasta el fin del mundo para resolver los problemas del país. Ahora no tenemos justicia y debido proceso”. A lo que Pérez Balladares contestó: “Por más diferencias que haya, si se pierde la capacidad de diálogo, hablarán las balas”.

rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide