Brasil campeón de la Copa América 2019; México campeón de la Copa Oro 2019

¿Cómo se determina la magnitud de un terremoto?
07/08/2019
Hidadi Saavedra estrena nuevo tema promocional
07/08/2019

Brasil venció a Perú 3-1 en el histórico Maracaná de Río de Janeiro.

Sin arriesgar, con dos goles de jugada colectiva y un penal al final, los brasileños ganaron su novena Copa América en un torneo que se recordará por las controversias arbitrales, el videoarbitraje y las polémicas declaraciones de Lionel Messi: la Copa «está armada para Brasil», dijo.

Perú, por su parte, cerró el torneo con una buena actuación, poniendo corazón y confirmando que volvió a ser uno de los grandes equipos de América Latina.

Gabriel Jesús fue el jugador más destacado de la final: pase gol en el primero, anotador del segundo y expulsado a 20 minutos del final por doble amarilla.

El jugador del Manchester City, que salió llorando de la final tras la roja, fue una de las figuras de la Copa, pese a que no fue titular en los dos primeros partidos.

En 2020 habrá una nueva Copa América. Se jugará en Argentina y Colombia.

Brasil dominó el partido y fue justo ganador. Fue más preciso con los pases, tuvo más ocasiones de gol y jugaba de local.

Pero la diferencia de dos goles quizá sea exagerada: Perú propuso más en el segundo tiempo y, cuando estuvo cerca de empatar, llegó el penal concedido a Brasil y el juego quedó sentenciado.

La alegría resultó más corta de lo que nos hubiera gustado a los peruanos, pero nos vamos de la Copa América con la cabeza en alto.Perú se enfrentó en la final a Brasil, un campeón mundial, un equipo más poderoso individual y colectivamente. Pero la Blanquirroja le planteó un buen partido y pudo demostrar en varias oportunidades el estilo de juego que suele acelerar el corazón de sus hinchas: pases rápidos, de un solo toque, a ras del suelo.

El mismo estilo con el que la bicolor le bailó en la cancha a Chile, al «campeón de América», el miércoles, y lo eliminó del torneo.

Los gritos que se oyeron durante el «clásico del Pacífico» los hemos cambiado por cierto silencio de aflicción este domingo.

Pero nos queda el orgullo de que Perú, el subcampeón de 2019, ya no es el equipo con el que los rivales se confían. Los muchachos han demostrado que pueden hacer grandes cosas en el campo.

Y el país, agradecido con ellos, confía en que continuará el progreso.

México venció a Estados Unidos en la final de la Copa Oro, 8 años después

Un gol de Jonathan dos Santos en las postrimerías del partido el dio el domingo a México una victoria 1-0 sobre Estados Unidos y su octava Copa de Oro, al tiempo que marcó un arranque brillante de la era de Gerardo Martino al frente del Tri. Fue el primer título del “Tata” con una selección después de tres intentos fallidos con Argentina y Paraguay en la Copa América. 

Un gol de Jonathan dos Santos en las postrimerías del partido el dio el domingo a México una victoria 1-0 sobre Estados Unidos y su octava Copa de Oro, al tiempo que marcó un arranque brillante de la era de Gerardo Martino al frente del Tri. Fue el primer título del “Tata” con una selección después de tres intentos fallidos con Argentina y Paraguay en la Copa América. 

Raúl Jiménez, el nuevo referente del ataque mexicano, desperdició un par de jugadas de peligro y no se vio mucho. Pero resultó determinante con un taco que dejó servido el gol a dos Santos a los 72 minutos en una jugada iniciada por Rodolfo Pizarro.

“Sin palabras”, declaró dos Santos. “Todo llega en su momento. Ha llegado ahora en un partido tan importante”. Su hermano Giovanni había anotado goles en las finales del 2009 y el 2011.

El gol premió a un México que tuvo un comienzo dubitativo, en el que pasó varios sustos, pero con el correr de los minutos se fue afianzando en el terreno y poco a poco borró a su rival de la cancha. En un estadio Soldier Field copado por mexicanos, el Tri le sacó dos títulos de ventaja a los estadounidenses, que tienen seis y los hubieran alcanzado de haber ganado.

«No me gusta el mote (de gigante de la CONCACAF). Es para la prensa, para otros”, dijo el centrocampista Andrés Guardado. “Nosotros seguiremos trabajando con esta humildad como hasta ahora y demostrar que somos un equipo importante, no solo en la CONCACAF».

Estados Unidos tuvo un gran inicio en el que complicó a su rival a fuerza de pelotazos y velocidad. Christian Pulisic dio muestras del talento que lo hizo llegar al Chelsea y apenas empezado el encuentro burló a su marca y quedó mano a mano con Guillermo Ochoa, pero al arquero ganó el duelo.

Acto seguido Jozy Altidore se le escapó a Héctor Moreno y pateó desviado cuando solo tenía a Ochoa enfrente. Y sobre el final del primer tiempo Andrés Guardado salvó providencialmente su arco al despejar de cabeza un frentazo de Jordan Morris con Ochoa vencido.

A esa altura, no obstante, México ya era quien mandaba, de la mano de un dos Santos encendido y con un Guardado que fue de menos a más. Arriba, Pizarro causaba estragos, primero por la izquierda y en el complemento por la derecha.

El dominio mexicano se acentuó en el complemento porque “ellos se cansaron”, dijo Moreno. “Seguimos haciendo lo mismo y Estados Unidos no pudo. Martino nos dijo que cuanto más confiemos en nuestra manera de jugar, más cerca estaremos de nuestros objetivos. No cambiamos a pesar de que en el primer tiempo las cosas no salieron”.

/AP – CNN en Español