ASAMBLEA NACIONAL Bancada ratifica a Miguel Salas como presidente de la Comisión de Presupuesto; Carlos Santana habla de traición

Oficial: Oposición venezolana puede avanzar hacia referendo contra Maduro
08/02/2016
MENSAJE El papa a la Iglesia panameña: ‘No tengan miedo y sigan armando lío en la preparación de la JMJ’
08/03/2016

ASAMBLEA NACIONAL Bancada ratifica a Miguel Salas como presidente de la Comisión de Presupuesto; Carlos Santana habla de traición

Dijo que había sido traicionado por su bancada, que no cumplieron con el “pacto de caballeros” que habían sellado el año pasado y que decidieron escoger a un “chiquillo malcriado” para que presidiera la comisión más importante del legislativo.

El resto de los diputados, que minutos antes hablan entre ellos de diversos temas, suspendieron lo que hacían para ponerle atención a Santana.

Con papel en mano, Santana advirtió que él es de los viejos políticos que se expresan a medida que le van surgiendo las ideas pero que esta vez se vería obligado en apoyarse en unos apuntes que hizo, luego de “noches sin dormir”.

El pasado 26 de julio, la bancada -en una votación secreta- escogió a Salas.

Partió por decir que el consenso es una herramienta en la política, que la militancia es signo de lealtad y que se debe respetar la palabra empeñada.

Sin embargo, nada de ese ocurrió, añadió. Reveló que el año pasado, en medio de un “rejuego político”, el diputado Jorge Alberto Rosas, un viejo exmolirena, “coincidió” con él en cuanto a las aspiraciones de presidir la C omisión de Presupuesto para el periodo 2015-2016.

Por consenso, decidió cederle en ese entonces el puesto a Rosas. Fue un acuerdo por “unanimidad por los 17 diputados”, el cual incluía que para el periodo 2016-2017 Santana presidiría la Asamblea Nacional o la presidencia de la comisión.

En el camino, el diputado perredista Rubén De León anunció su reelección como presidente del Órgano legislativo y fue apoyado por la bancada panameñista. Otra vez Santana cedería.

Pero le quedaba la opción de ser, finalmente, el jefe de Presupuesto.

Los planes cambiaron. El pasado 26 de julio, la bancada -en una votación secreta- escogió a Salas. Pero con un resultado bien estrecho: obtuvo siete votos mientras que el diputado veragüense logró seis votos. Ese día hubo solo una abstención, la de Santana.

Según Santana, ha sido “el repentino interés del compañero Salas, apoyado por seis traidores” quienes han mantenido paralizado el trabajo en la Asamblea.

Traidores que “no tuvieron la valentía de decir quiénes eran, tiraron los papelitos [ese día de la votación]… debieron decir quiénes era para no atacarlos a todos por igual… Yo sospecho [quiénes son] pero no soy Dios”, dijo.

A su derecha, en su curul, estaba sentado Rosas, quien escuchó sereno el discurso del diputado veragüense.

“En esta administración no debe haber cabida para la traición”, dijo, mientras su colegas de otros partidos decían casi al unísono “¡ooohhh!”

Continúo diciendo que los “seis traidores” dieron al traste con la credibilidad de la Asamblea, por el simple hecho de “correr el gusto a un chiquillo malcriado”.

Según Santana, duró días reflexionando si rompía o no el código de silencio que se había impuesto durante los últimos días. Si hablaría o no ante el pleno. Y si lo hacía, era como el último recurso que le quedaba al no ser electo. Y se lo había advertido a sus compañeros.

“Qué me queda ¿Ocultar las acciones de algunos miembros de la bancada? No puedo… y no les importó, son unos irrespetuosos. Pensaron que no me atrevería no midieron las consecuencias”, agregó.

“Si no lo hacía me iba a morir”, aseguró el político.

La diputada perredista Zulay Rodríguez, que casi lo aplaudía por su intervención, pedía que revelara los  nombres de los “traidores”. Incluso, lo instó a que publicara el acuerdo que había sido firmado por los 17 diputados de la bancada panameñista.

La sesión fue suspendida. Ahora, la decisión de si ratifican a Santana en el puesto le corresponde al pleno.

rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide