El Parlamento británico debate mañana por primera vez la ley del “brexit”

Fanovich niega alianza con el Gobierno y diputados oficialistas
01/30/2017
Paulina Rubio se niega a dejar a sus “bebés” al cuidado de niñeras
01/30/2017

El Parlamento británico debate mañana por primera vez la ley del “brexit”

El Parlamento británico debate mañana por primera vez el denominado Proyecto de Ley de la UE, tramitado por el Gobierno y que le autorizará a activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, para negociar el “brexit” o salida del Reino Unido del bloque comunitario.

Una vez iniciadas las conversaciones oficiales con Bruselas, previsiblemente a finales de marzo, se espera que el país esté fuera de la Unión Europea (UE) en la primavera de 2019, una decisión adoptada en referéndum por los británicos el pasado junio con un 52% de los votos frente a un 48% que deseaba la permanencia.

Los parlamentarios continuarán con la sesión el miércoles y, después del análisis de enmiendas en comisión, la iniciativa será sometida a votación el 8 de febrero, antes de pasar a la Cámara de los Lores.

El Ejecutivo de la primera ministra conservadora, Theresa May, redactó esta iniciativa legislativa después de que el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, dictaminase la semana pasada que el Gobierno necesita la aprobación parlamentaria antes de activar el artículo 50.

Se trata de un texto breve que se limita a pedir el visto bueno del Parlamento para emprender el divorcio con Bruselas y que contará con el respaldo de la mayoría conservadora en la Cámara, si bien los grupos de la oposición han presentado numerosas enmiendas al texto.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, impuso el máximo grado de disciplina a los diputados de su partido, el principal de la oposición en el Reino Unido, para que voten también a favor del proyecto, lo que ha conllevado protestas y dimisiones en sus filas.

Entre ellas las renuncias de la portavoz para Gales del Partido Laborista británico, Jo Stevens, y de la portavoz para la Educación Infantil, Tulip Siddiq.

El Partido Laborista exige en sus enmiendas que la Cámara británica pueda pronunciarse sobre el eventual acuerdo con Bruselas antes de que sea estudiado por los Veintisiete y debatido en el Parlamento europeo, y también reconocer los derechos de los trabajadores y un acceso al mercado europeo sin aranceles.

Diputados de la Comisión Multipartita de Derechos Humanos han propuesto que se incluyan garantías para proteger los derechos de los comunitarios que viven en el Reino Unido, mientras que el Partido Nacionalista Escocés (SNP) solicitó una cláusula que permita a Escocia quedarse en la UE si el Gobierno no llega a un acuerdo satisfactorio con la Comisión Europea.

El proyecto de ley pide al Parlamento “conferir el poder a la primera ministra para notificar, bajo el artículo 50(2) del Tratado de la Unión Europea, la intención de Reino Unido de salir de la UE”.

El Gobierno de May se ha comprometido asimismo a presentar, en las próximas fechas, un libro blanco que detalle los objetivos de negociación con la UE para ser debatidos por el Parlamento.

La “premier” pormenorizó en un discurso sus prioridades en este proceso, entre ellas la retirada del Reino Unido del mercado común europeo para poder controlar la inmigración sin estar sometido a la libre circulación de personas.

rfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-sliderfwbs-slide